3 oct. 2009

MARCO HISTORICO

Ceremonia de ofrenda con motivo de la fiesta del Sacha Talpuy
Las ceremonias ancestrales tienen su origen primigenio en el espíritu mismo del hombre andino, ese espíritu alimentado por el principio del sentimiento de gratitud a la naturaleza; llámese, Allpa Mama (madre tierra), Mama Yacu (madre agua), Tayta Inti (padre sol), o Tayta Waira (padre viento, aire), porque de esos factores dependía su existencia y era consciente de esa verdad universal, por eso tenía amor a estos elementos , les retribuía con fiestas, ofrendas a cada uno de ellos en las fechas, de lo que hoy llamamos solsticios y equinoccios, porque ellos sabían acerca de las distancias de la tierra al sol durante el año.
La memoria genética “nos jala” a eso sentimientos de gratitud, nace también la lealtad y la solidaridad como principios básicos de conducta, por estas razones, en esta oportunidad, que nace en Jauja el “Sacha Talpuy”; reafirmamos con espontáneo sentimiento, ese amor a la naturaleza.
La ceremonia tiene 5 partes a saber:
1. La comunicación con los “Apus” (señores) mediante la “mishquipada” en la que la hoja de coca nos limpia “el corazón”, nos prepara para esa comunicación, también lleva nuestros pedidos mediante “los quintos”.
2. El encendido de fuego sagrado, cuyo calor que se lleva la cosmos, significa la gratitud al sol que nos regala luz, calor, radiación para con esas energías transformar las sustancias inorgánicas, en sustancias orgánicas que nos alimentan.
3. El Compartir la Aja (Chicha de Jora) con la Allpa Mama, como símbolo de amor y gratitud a la tierra donde nacen, crecen los frutos que nos fortalecen el cuerpo y el espíritu, por eso también se comparte con todos los asistentes a la ceremonia como símbolo de hermandad.
4. Con la alegría de sentirnos integrados con la naturaleza, con nosotros, recibimos sus energías levantando la mano izquierda hacia el cosmos con los dedos extendidos (la energía se transmite por las puertas) y la mano derecha casi la palma paralela al suelo, para recibir la energía de la tierra ambas manos sirven para armonizar las energías que recibimos.
5. La entrega de la ofrenda a la Pacha Mama (Tierra - Cosmos) con quinua que simboliza la buena producción que recibimos de la Allpa Mama, también se acompaña con frutas caramelos y Aja, todo estos con los “quintos”; que son las mejores hojas de coca las que llevan nuestras peticiones personales y comunes, como en este caso, para que crezcan sanos y robustos los árboles que vamos a plantar, que luego nos brindarán sus beneficios que en ellos buscamos.
Esta ceremonia o ritual como se quiera llamar, se está realizando por segunda vez, es decir se está tomando como actitud de costumbre en la población, como consecuencia crecerá, estamos seguros, y será una tradición, porque el hombre andino guarda en lo mas hondo de sus ser ese sentimiento de gratitud a la naturaleza, manifestando con su alegría coherente y seriedad innatas en esta nueva fiesta llamada SACHA TALPUY.

Nicolás Martinez Oviedo
Miembro del grupo de la Espiritualidad Andina - Jauja

No hay comentarios: